Página web barata, como realizar su presupuesto

Presupuesto página web barata

Cuando una persona me llama para que le haga un trabajo son pocos los segundos que tarda en pronunciar las mismas palabras: Yo lo que quiero es una “página web barata” y a ésto le añade adjetivos como muy básica o “sencillita” para que en la valoración que le dé sea una propuesta para hacer una página web lo más económica posible.

Y bien, tal vez lo que yo entiendo por una página web de precio bajo y básica no sea lo mismo que está pensando el cliente, así que toca la hora de reunirse y que me defina qué es lo que necesita, pero los clientes tienen prisa, quieren un precio ya, así que muchas veces me veo obligado a confirmar las tarifas que tengo y digo: para mí una página web barata cuesta hacerla 200 euros, y todo lo que necesites de más tendrás que pagarlo aparte.

Si el cliente lo confirma telefónicamente o escribe un simple “vale, estoy de acuerdo” por correo, toca sentarse y poner por escrito todas las condiciones, es más es necesario enviar previamente un cuestionario o que te responda a algunas preguntas para confirmar que lo que el cliente entiende por “barato” es lo mismo que tú tienes pensado para una “web sencillita”.  Son preguntas que forman parte del trabajo, porque en función de ellas tendrás que trabajar unas lineas de diseño, adaptar funcionalidades, tiempo que dedicarás a formación, etc.

  1. ¿A que se dedica su empresa, sociedad, asociación o usted mismo? – Diseño
  2. Indique enlaces o páginas webs que le gusta y que quiere o no quiere de las webs de la competencia. – Diseño
  3. ¿Que pretende conseguir con la página web? – Funcionalidades
  4. ¿Va a realizar usted mismo actualizaciones y con qué frecuencia? – Landing page o Web Autoadministrada
  5. ¿Cual es su grado de alfabetización digital?¿Cuenta con algún webmaster en la plantilla? – Formación
  6. ¿Dispone de logotipo, textos e imágenes para su página web? – Contenidos
  7. ¿Tiene actualmente página web, hosting y/o dominio? – Técnicos

¿Extras

  1. ¿Que tipo de mantenimiento, publicaciones y posicionamiento extra necesitará
  2. ¿En más de un idioma?
  3. Venta online, Tipo de producto, variedad, rotación, tipos de envío, ¿Extranjero?
  4. ¿Tiene pensado estrategias en las Redes Sociales u otros medios?
  5. ¿Analítica web, datos, comportamientos, competencia…   … ?

Todas estas preguntas suelo hacerlas por teléfono o se las mando por correo y, una vez que recibes y anotas las respuestas, te puedes dar cuenta y así también tienes que hacerle ver al cliente, que la web que tenía pensado no era tan “sencillita” y tampoco le va a salir tan barata como pensaba, Si el cliente admite que puede quitar algunas cosas que aunque las había pensado no las necesita o quizás sí y acepta una subida en el precio por los extras, lo redactas todo y lo mandas con algunas cláusulas como son forma de pago, límite de revisiones o cambios, para que todo quede claro y si está de acuerdo pasamos a las Fases en el proceso para crear una web.

Desglose del presupuesto de una página web barata

Vayamos al grano, sí, 200 euros o poco más pero en ¿Que se distribuye? Este son los detalles.

  • La primera fase del briefing será conocer mejor la empresa y sobre todo seleccionar una plantilla que se parezca a las páginas web que el cliente ha señalado como las que más le gusta. Hoy día gracias a que todo está hecho, no hay que reinventar la rueda en el diseño web y si nos vamos a mercados de plantillas como Themeforest podremos encontrar diseños adaptados para casi todo tipo de empresa. En esta fase el cliente tiene que elegir y si lo quiere gratuitos, puedes escogerlos también en el repositorio oficial de los últimos diseños de wordpress. Total aproximado de toda esta gestión: 2 horas de trabajo 30 euros.
  • El siguiente dinero va para el hosting, este presupuesto es fijo cada año, en algunos casos lo ofrezco gratuito el primer año si elige alguno de los conocidos con los que trabajo porque me ahorra tiempo de gestión y de comprender el funcionamiento de otras empresas de hosting, está en torno a unos 10-12 euros el nombre de dominio y unos 30 a 50 euros el hosting anual.
  • Llegamos al meollo del trabajo, la instalación y personalización de la plantilla. Como se supone que el cliente va a aportar el logotipo y los colores (imagen corporativa) de su empresa o negocio, sería poco tiempo porque es sustituir y cambiar los que vienen en la plantilla; el problema es el contenido que, a veces, necesitará redactarlo con sus propias palabras o tunear lo que dice la competencia y le funciona; lo más básico son unas cuatro secciones / paginas con la presentación; quienes somos, productos y/o servicios, localización y contacto con su correspondiente formulario. Las fotografías también tiene que aportarla el cliente, si son servicios que aún no ha creado o son muy virtuales, deberá de acudir a un banco de imagen de pago o gratuito para elegir los que en cada sección le gustaría acompañara el texto. Total de esta parte: 100 euros.
  • El penúltimo trabajo en una web es su optimización y posicionamiento. Ya que no solo las imágenes hay que mejorarlas en tamaño y peso, sino también los textos que te de el cliente son convenientes corregirlos para que Google pueda registrar esas palabras claves y mínimamente la web sea localizable y legible con unos mínimos de garantía. Coste:
  • Y por último no menos importante es todo lo referido al mantenimiento de la página web; Porque, explicado de una manera sencilla, se puede decir que una página web barata es lo más parecido a cuando te compras un TV, una vez enchufado funciona con garantías al menos durante dos años (si no tocas donde no deberías tocar) pero sí haces un mantenimiento mínimo como cambiar las pilas al mando cuando hace falta o cambiar/añadir canales a la programación cuando salen nuevos o antiguos desaparecen; esto traducido a lenguaje web es que a lo largo de unos dos años, la web, en su parte administrativa, pedirá actualizaciones automáticas que simplemente es cuestión de darle a un botón y seguir la indicaciones para la mejora de la web. Lo mínimo que se puede presupuestar aquí es una hora de formación para explicarle al cliente como efectuar por él mismo durante los próximos años el mantenimiento, advirtiendo que a veces puede causar conflictos y que tenga a mano (cosa que también entrego) una copia de seguridad para que, en caso de desastre pueda recuperar la web tal como se la entregué. Total 30 euros.

Dicho esto aproximadamente una página web barata costaría entre los 200 – 250 euros y cualquier desarrollador web o diseñador web que lea estos precios me puede criticar que es demasiado barata una página web porque según dicen por ahí el el precio que debería de cobrar un desarrollador web de wordpress debería ser al menos el triple. Todo es discutible, he tenido clientes en que solo la formación web se han gastado más de 10o euros por darle clases al menos una vez a la semana hasta poder conseguir dominar su web, son casos excepcionales, sobre todo porque son personas mayores que necesitan más ayuda y otros casos en los que solo he instalado el diseño y los clientes por ellos mismos han ido añadiendo fotos y textos, haciéndome preguntas sólo cuando se atascaban, en esos casos hasta le he cobrado menos de 200 euros incluso.

¿Y tú? Que te pareced si hablamos y nos ponemos a trabajar en tu página web profesional, cuando la tengas online por 200 euros nadie diría que es una “simple” página web barata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *